Dale al enlace para conocer más sobre el acogimiento familiar. Si quieres más información, llámanos!! Te esperamos!! 963855930  

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

https://www.youtube.com/watch?v=czfjiWR1SLw&t=74s

 

UN VERANO INOLVIDABLE

Lo que parece tan fácil para cualquier pareja, el hecho de formar una familia, ser padres, para nosotros se convirtió en un camino lleno de obstáculos. Pero los dos teníamos claro que luchando, apoyándonos y sobre todo, con mucho amor, veríamos la luz al final del camino. Y así es como lo conseguimos ...

Fueron diez años luchando, entre embarazos fallidos, tratamientos de fertilidad, e incluso, entrevistas de adopción. Todas esas puertas continuaban cerrándose.

Pero un día unos amigos nos hablaron de la fundación Juntos por la Vida, que lleva a cabo la acogida temporal de niños y niñas de Chernóbil. Ahí empezamos nuestra aventura, el día que nos citamos con la fundación para entrevistarnos. Nos habían de conocer para ver que éramos una pareja "normal", que nos podíamos hacer cargo de un menor y acogerlo como un miembro más de la familia.

 

 

 

Nos explicaron que se trataba de niños que viven muy cerca de Chernóbil, la central nuclear que explotó en 1986. En esa zona hay aún mucha contaminación debido a la radiación, pero la gente sigue viviendo porque no tienen otra opción. Plantan y cultivan verduras, las riegan con el agua de un río contaminado ... Viven en casas muy viejas donde conviven varias generaciones, en un pueblo en medio del campo. El lugar de las mujeres es la casa, y su función cuidar a los hijos y el marido. A esto se suma también el alto consumo de alcohol que da lugar a familias desestructuradas.

A los niños les beneficia salir de allí una temporada, llevar una vida sana, cambiar de alimentación, que les de el aire, el agua, el sol ... cosas tan básicas que muchos tenemos cada día y que no nos damos cuenta de cómo somos de afortunados. Vienen en verano y en Navidad, se trata de una acogida temporal, no es ninguna adopción. Los niños vienen y se van, y eso es un punto a tener en cuenta porque hay que estar preparados, y más nosotros que no tenemos hijos. Eso sí, es una experiencia que aporta muchas cosas buenas que no se pueden explicar, se tienen que vivir.

La verdad es que nos decidimos de inmediato, sin pensarlo mucho.

Un día de Marzo sonó el teléfono. Era la fundación Juntos por la Vida para informarnos que ya tenían una niña para nosotros. Se llamaba Anastasia, tenía cinco años y vivía en Irpen. En ese momento yo estaba en la calle y lo recibí con mucha alegría. Al llegar a casa y hablar con mi marido, nos dimos cuenta de que aquello era de verdad. Donde nos habíamos metido? !! Madre mía! La verdad es que teníamos miedo. Podremos? Sabremos? Y si llora? Imagino que como les ocurre a todos los padres primerizos, pero con la diferencia de que ella tenía cinco años y no hablaba español ni nosotros ucraniano. Así que con la mezcla de sensaciones de miedo, alegría, ilusión e intriga, toda una explosión de sentimientos, comenzaba una nueva etapa para nosotros.

Ante todo, su habitación. ¿Qué le gustaría? Las princesas? Por eso de rosa-niña y azul-niño. Pero esos estereotipos no van conmigo. Pensando que no sabía nada de español, hicimos una habitación «mona» pero a la vez «educativa». Una servidora, que la encantan las manualidades, empezó a dibujar con pintura, cartulinas y poco más, un sol, una nube, animalitos y objetos del día a día. Debajo de cada cosa escribí el nombre para poder enseñarle . Y también pintado en la pared, una regla para medir la altura, para ver cómo iba creciendo (siempre me había hecho mucha ilusión). Además, dos camitas por si había que dormir con ella, y a la puerta su nombre con letras de madera muy coloridas: ANASTASIA.

A todo esto, nuestras familias aún no sabían nada. Teníamos que anunciarles que llegaba un nuevo miembro a la familia. Cuando ya supimos la fecha exacta que llegaría, empezamos los preparativos. Hicimos invitaciones para la familia y los amigos en las que decía:

Hola soy Anastasia tengo 5 años y vivo en Irpen. Mis padres de acogida Amador y Angeles les invitan a mi fiesta de bienvenida
el 21 Junio de 2011. Os espero

 

 

Ya estaban todos informados, familia y amigos. Un poco boquiabiertos pero ilusionados por ver que nuestro sueño de ser padres estaba más cerca que nunca.

Llegó el día de conocer a nuestra hija. Camino del aeropuerto, la alegría y los nervios se nos salían del cuerpo, la emoción era indescriptible. Allí nos esperaban nuestros amigos de Juntos por la Vida, junto a 125 familias mas, todas preparadas para compartir el verano, la casa, el día a día, con niños desconocidos, con necesidades, pero al fin y al cabo, niños y niñas con ganas de disfrutar, jugar y aprender.

Empezaron a llamar las familias para reunirse con los niños. Yo veía mucha emoción en aquellos niños que ya habían venido otros años; corriendo hacia los brazos de sus padres con ojos de felicidad, alegría, ternura ...

De repente, nos llamaron a nosotros y allí estaba Anastasia. Un cuerpecito pequeño, rubia, con el pelo recogido en dos coletas, unos ojos grandes y azules. Nos abrazó, nos miró y con una sonrisa nos dijo: «Hola». Nos quedamos alucinados!

Nos despedimos de nuestros amigos de Juntos por la Vida y ellos nos dieron una carpeta con información, vocabulario, teléfonos de contacto, tarjeta sanitaria de la niña y todo tipo de consejos para facilitarnos la acogida. Hay que remarcar que Juntos por la Vida estuvo y sigue estando en todo momento para ayudar a los niños y los padres, los de España y los de Ucrania. Es un trabajo enorme, se nota la profesionalidad y la pasión que tienen con la causa, y esto queda reflejado en los más de 20 años que llevan funcionando, en los más de 2.500 niños y niñas acogidos, en los tres grupos de español en Ucrania ... Familias y vidas cambiadas por el acto de compartir la vida y acoger.

 

Los tres cogidos de la mano caminamos hacia el coche para ir a casa. Ella no decía nada y sentada en su silla nos miraba raro. Claro, no había visto nunca una silla de auto ni tampoco un cinturón de seguridad. Al poco tiempo se durmió.

Se despertó al llegar al pueblo y con mucha tranquilidad le enseñamos toda la casa y su habitación. Ella abrió la maleta y empezó a sacar regalitos para nosotros: imanes con imágenes de su pueblo, caramelos ... su ropa y botes de leche condensada que ella comía en Ucrania. No hablaba, pero siempre tenía una sonrisa en los labios y los ojos bien abiertos. La acompañé a la habitación para ponerle el pijama. Ella se dejaba llevar. Ya en la cama, contándole un cuento se durmió. No sé si porque no entendía lo que estaba contándole o simplemente porque estaba agotada del viaje. Habían pasado 24 horas desde que había salido de casa en Ucrania. Mi esposo y yo la observamos mientras dormía y nos dimos cuenta de que aquella cosita dependía ahora de nosotros y que sólo en unas cuantas horas nos había cambiado la vida.

Salió el sol y empezó un día único, la fiesta de bienvenida. Todos conocerían nuestra hija Anastasia. Al despertarse abrió los ojos mirando hacia todas partes. Debía pensar, ¿donde estoy?¿ Quiénes son estos? Pero en unos pocos minutos sonrió y se levantó. Parecía como si nos conociera de siempre. Desayunamos y nos fuimos de compras. Era verano y nos faltaba el bikini!

Al entrar en la tienda de ropa abrió los ojos como platos y empezó a señalar lo que le gustaba, y por cierto, lo tenía muy claro. Estaba en la etapa de «todo rosa»: bikini, zapatos, vestidos ... Ahí empieza a decir «sí o no».

En casa sólo quedaba terminar de rematar los preparativos de la fiesta: pancarta de bienvenida, globos, caramelos ... Ella jugaba con las flores, y de repente cogió una y con una vocecita dulce nos llamó: «Mami, papi, gracias ». Y nos la dio acompañada de un abrazo. Como podía ser que una personita que no estaba ni 24 horas con nosotros nos tratara con ese amor?

Empezaron a venir los invitados, ella estaba muy natural y no tenía nada de vergüenza, les decía «hola», los cogía de la mano y los acompañaba a su habitación. Dejaba sobre la cama los regalos que le daban seguido de un «gracias». Esas dos palabras ya venían con ella desde Ucrania.

 

Fue un verano muy intenso, para ella todo era nuevo, y también para nosotros. En la piscina, primero iba bien cogida a mi cuello; poco a poco fue lanzándose y con la ayuda de un curso de natación aprendió a nadar. Qué contenta estaba al finalizar el curso con el diploma y la medalla! La playa le encantó; jugar en la arena, saltar las olas, subir a las piedras y ver el horizonte ... mar, mar, mar, como decía ella. Tomar el sol y hacerse morena. En el mercado también disfrutaba comprando todas esas frutas que le gustaban tanto y que en Ucrania apenas comía, porque hay pocas y son muy caras. Y en las fiestas del pueblo, vestida de sevillana. Las duchas que siempre le parecían cortas. Las noches en la terraza de casa llenas de risas y de anécdotas. Las excursiones a Valencia. El Bioparc. La paella. Muchas experiencias y todas buenas.

La salud también nos preocupaba. Le hicieron un análisis de sangre y el reconocimiento médico que corresponde a una niña de cinco años. Estaba bien, sólo necesitaba una buena alimentación para ponerse dentro de los límites de peso y de altura de una niña de su edad. Pero considerando que en dos meses aumentó 5 kilos, creo que iba bien! El problema de vista era más grave, pero afortunadamente con gafas y vitamina A se podía solucionar. En Ucrania era impensable, ya que el sueldo está entre los 100 € y los 150 € mensuales.

El tiempo pasó muy rápido y ya era la hora de volver a Ucrania. Anastasia debía comenzar la escuela. La maleta era mas grande que ella, llena de comida, ropa, juguetes y un CD con la película de nuestro verano para que no nos olvidara y sus padres pudieran ver todo lo que había hecho en España. Pero se llevaba cosas más valiosas, una nueva familia, una nuevo idioma, un nuevo futuro, salud, abrazos, ilusiones ... y la esperanza de que en Navidad nos volveríamos a ver.

En el aeropuerto el ambiente era triste, ver cómo nos soltaba la mano y se alejaba hasta desaparecer. Las lágrimas salían sin control, y en casa ese silencio ... Nos había dejado un vacío en el corazón, pero nos sentíamos muy afortunados por todo lo que habíamos vivido, un verano inolvidable.

De esto ya hace seis años. Hemos tenido la oportunidad de viajar a Ucrania para su cumpleaños, conocer su familia, amigos, la escuela y las condiciones en que vive. También llevamos a sus padres a España, donde convivimos las dos familias. Mantenemos contacto semanalmente. Hemos ganado una hija, pero también una familia.

Anastasia sigue viniendo en verano y en Navidad.

Con esta historia quiero ayudar a aquellas parejas que como nosotros, luchan por formar una familia. Que no se cierren, que hay otras opciones y muy gratificantes. Los niños nacen del vientre de la madre, pero hay niños afortunados que nacen del corazón. Sólo me arrepiento de no haberlo hecho antes.

Abre la mente, cambia una vida, cambia tu vida y acoge.

 

UCRANIA, ENTRE UNA CATÁSTROFE NUCLEAR Y UN CONFLICTO ARMADO. MODELOS DE INTERVENCIÓN.

Según las cifras del Banco Mundial(1), 1.200 millones de personas en el mundo sobreviven bajo el umbral de la pobreza. Esta cifra ha caído sorprendentemente desde 1983, fecha cuando figuran las primeras cifras de la institución.

En 1970, la Organización de las Naciones Unidas, consciente de la desigualdad que existía entre el Norte y el Sur, pidió a los países más ricos un compromiso de contribuir al desarrollo a través del 0,7% de su Producto Nacional Bruto.

Mientras que las desigualdades sociales eran un “tema tabú” en los debates sobre desarrollo en los años 80 (Domínguez, R, 2014), en 1990, tras la caída del Muro de Berlín y el cambio de coyuntura geopolítica internacional,  el entonces secretario general de Naciones Unidas, Butros Ghali, fomentó la implementación de medidas para la promoción del desarrollo humano y la lucha contra la pobreza en el mundo.

Fue en el año 2000 cuando se establecieron los Objetivos de Desarrollo del Milenio. La Declaración tuvo lugar en la Cumbre del Milenio, y con una representación de 189 estados, bajo la presidencia de Kofi Annan. Se establecía un reto a 15 años, en el que se pretendía aliviar la situación para los billones de personas en el mundo que vivían en una situación extrema, pero también aliviar y contrarrestar las dificultades que esta situación acarreaban a nivel global. Desde los flujos migratorios hasta problemas graves de salud, medioambientales y económicos que afectan tanto a países del norte como del sur.

Para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, era necesario tomar medidas no solo por parte de los estados, dirigentes y organismos internacionales, sino también de las instituciones privadas y los ciudadanos. Las redes de voluntariado y las entidades sociales del tercer sector teníamos un papel fundamental en la consecución de los objetivos.

Objetivos Desarrollo del Milenio:

Objetivo 1: Erradicar el hambre extrema y la pobreza

Objetivo 2: Alcanzar la Educación Primaria Universal.

Objetivo 3: Promover igualdad de género y empoderamiento de las mujeres.

Objetivo 4: Reducir la mortalidad infantil.

Objetivo 5: Mejorar la salud maternal.

Objetivo 6: Combatir VIH, malaria y otras enfermedades.

Objetivo 7: Asegurar Sostenibilidad medioambiental.

Objetivo 8: Desarrollar un partenariado global para el desarrollo.

Aunque ninguno de los 8 objetivos se alcanzó en su totalidad, se han producido mejoras a nivel global en materia de salud, educación, sostenibilidad y reducción de pobreza gracias a las medidas tomadas. Y desde luego, sería difícil cuantificar cuál hubiese sido la diferencia de no haberse firmado la declaración. (Dornan, P. 2017)

En 2015 se firma la Declaración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esta vez son 17 los objetivos que sustituirán a los antiguos.

En cuanto a la comunidad infantil, se hace especial hincapié en evitar cualquier forma de violencia contra niños y niñas, incluyendo los matrimonios infantiles, la desigualdad de género y la falta de oportunidades para las niñas, y mientras que los ODM hacían más hincapié en el fomento de las políticas sociales, los ODS lo hacen en los resultados, suponiendo potenciar la transformación de las comunidades y con ello, el desarrollo económico.  

 

OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE:

1. Acabar con la pobreza en todas sus formas y lugares

2. Acabar con el hambre, conseguir seguridad alimentaria y mejorar la alimentación y fomentar agricultura sostenible.

3. Asegurar vidas saludables y promover bienestar para todas las edades.

4. Asegurar educación de calidad inclusiva e igual que promueva oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos.

5.-  Alcanzar igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas.

6. Asegurar agua y infraestructuras sanitarias para todos.

7.- Asegurar acceso universal y asequible a formas de energías modernas.

8. Promover crecimiento económico, inclusive y sostenible, empleo productivo y decente para todos.  

9. Construir infraestructuras resilientes, promover industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.

10. Reducir la desigualdad entre países.

11. Hacer ciudades inclusivas, seguras, sostenibles y resilientes.

12. Asegurar modelos de consumo y producción sostenibles.

13. Llevar a cabo acciones urgentes para combatir el cambio climático.

14. Conservar y usar de manera sostenible los océanos, mares y fuentes marinas para el desarrollo sostenible

15. Proteger, restaurar y promover uso sostenible de los ecosistemas terrestres, los bosques, combatir la deforestación, y la degradación de la tierra y la pérdida de biodiversidad.

16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, asegurar el acceso universal a la justicia y construir instituciones honestas e inclusivas a todos los niveles.

17.- Fortalecer la implementación y revitalizar el partenariado global para el desarrollo sostenible.

Fuente: http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/

 

Hay autores, (Gupta, J., y Vegelin, C., 2016).  que sostienen que el éxito en la consecución de los ODS radicará en el Desarrollo Inclusivo, esto es, la combinación de la presencia de la inclusividad social, relacional y ecológica en los objetivos. Es cierto que es necesario lograr alianzas efectivas entre los diferentes actores que intervienen en una determinada comunidad (bien sea a niveles micro  o macro sociales) para que las intervenciones sean más eficaces.

Ucrania cuenta con una población de 42 millones y sigue presentando una tasa de pobreza y desigualdad social elevada comparada con sus vecinos occidentales. La corrupción se presenta como un problema endémico, una característica de la sociedad desde tiempos remotos (Olimpieva, I, 2016)  que imposibilita el crecimiento económico, el desarrollo de las instituciones democráticas y la capacidad de acercamiento a la Unión Europea.

 

El peor accidente nuclear de la historia tuvo lugar en la Unión Soviética en 1986 y los países más afectados después del colapso de la URSS fueron Bielorusia y Ucrania. Mientras que las políticas de Bielorusia (más afectada) asumió el problema públicamente y tomó medidas reconstructivas, las autoridades ucranianas han mantenido una política negacionista, y pasiva, lo que ha supuesto un mínimo progreso social y económico para las gentes de las regiones más afectadas, y consecuentemente, para la nación en su globalidad. (Zhukova, E. 2016). Las consecuencias emocionales derivadas de las catástrofes nucleares conllevan depresión, ansiedad, TDPT, y síntomas somáticos sin explicación médica. Todos estos efectos se explican a largo plazo y se asocian con miedos a desarrollar cáncer. (Bromet, E., 2014)

 

En la primavera de 2014 comenzó un conflicto armado en Ucrania, como consecuencia de la revolución de EuroMaidán de 2013,  que ha saldado la vida de más de 10000 personas y ha ocasionado que más de 1.700.000 personas abandonen sus casas a otros destinos dentro del país, huyendo del conflicto armado que está presente desde entonces en la zona del Donbass (Este del país). Son los desplazados internos. El impacto del último conflicto ha sido tanto económico (las dos regiones eran dos grandes focos industriales del país) como social y político. Entre los grupos más vulnerables dentro de los desplazados internos se encuentran las mujeres embarazadas, las mujeres con niños pequeños y los niños y niñas (Nidzvetska, S, 2017).

 

El trauma social ante el que vive la población bajo las dos circunstancias, ha de ser entendido bajo la perspectiva de la inseguridad. Giddens acuña el término de seguridad ontológica para definir la preservación de las rutinas y la vida diaria: sentimientos de orden, continuidad, evitación de estrés, ansiedad y emociones negativas (Giddens, 1991).  

 

Según la directora del Banco Mundial para Bielorusia, Moldavia y Ucrania, Satu Kahkonen, Ucrania es una prioridad para la institución internacional. Se ha incrementado la dotación económica en las dos últimas décadas y se han implementado planes de acción y reformas con vistas a fomentar el desarrollo económico y humano. (2)

Para las personas que conocemos el país y la problemática, existen dos Ucranias: La Ucrania resiliente, la poderosa, la concentrada junto a la capital, aporafóbica y xenófoba, ignorante del hambre, de las desigualdades y de las enfermedades, y la Ucrania que sigue sufriendo –la mayoría-, entre los que se encuentran los miles de desplazados internos que buscan la supervivencia día a día y la solidaridad de sus compatriotas.

Las grandes instituciones no llegan a ver las caras de la población rural de las áreas de Chernobil que sobreviven bajo una economía de subsistencia, olvidados por las grandes donaciones que solo llegan a las grandes ciudades. No se ven las caras de las mujeres que sufren la violencia de género consecuencia de una cultura machista arraigada en todos los sectores de la sociedad y obviada por las grandes instituciones. No se ven las caras deterioradas por el consumo desproporcionado de alcohol, consecuencia de la inestabilidad social y económica, de la ausencia de futuro y de oportunidades.

Los niveles de corrupción del país han hecho que la sociedad civil pierda confianza en las instituciones y que sea difícil realizar programas de intervención social por la falta de transparencia de muchas administraciones públicas y la falta de apoyo civil y voluntariado social. Aún así, los últimos años han proliferado redes civiles de voluntarios movidas sobre todo por la acción humanitaria y ayuda en emergencia a las zonas de conflicto.

Las organizaciones no gubernamentales, junto con el sistema de salud pública ucraniana, están realizando acciones para tratar de minimizar los efectos del Trastorno de Estrés Postraumático sobre todo en personal que ha combatido en el conflicto. Se calcula que hasta un 70% de los participantes en los conflictos armados padecen trastornos mentales. (Napryeyenko, O. K, 2015). La intervención incluye diagnóstico psicológico, corrección y rehabilitación social y vocacional. Los mayores problemas detectados son el abuso del alcohol, la depresión y los problemas de ansiedad. Las intervenciones con los combatientes son fundamentales para evitar daños colaterales en la comunidad cercana, sobre todo las mujeres y los niños.

La Cooperación al Desarrollo Internacional es el vehículo a través del cual los gobiernos y las ONGs participan de forma independiente o conjunta (en red) para aliviar el sufrimiento de los más desfavorecidos, a través de proyectos de cooperación o de ayuda humanitaria en casos de emergencia. Los proyectos de cooperación deben reunir requisitos básicos como: transformar la realidad, resolver problemas y morar la situación de los beneficiarios, presentar objetivos claramente definidos, estar dirigidos a un colectivo determinado, estar limitados en el tiempo y en el espacio, proporcionar recursos y asegurar su sostenibilidad en el tiempo (Montes Guerra, E. 2015). Con la profesionalización del tercer sector, a través de los marcos lógicos, cada país y Comunidad Autonómica establecen unos destinos como receptores prioritarios de sus fondos destinados a cooperación al desarrollo, y con ellos subvencionan proyectos de diferentes organizaciones del tercer sector. Ucrania no suele estar entre las prioridades de las administraciones españolas, por lo que la mayoría de los fondos destinados son privados.

Miles de familias se encuentran atrapadas hoy en día entre Chernóbil y el conflicto bélico, más la corrupción endémica que no les deja avanzar. Otro modelo de intervención que ha sido la solución  para estas familias es el acogimiento familiar internacional. Otros países que también lo utilizan son Italia, Irlanda, Alemania, Reino Unido, Polonia, Estados Unidos y Cuba. No existe literatura sobre este tipo de modelo de intervención, y tampoco existen en España modelos de convocatorias oficiales a las que las entidades que lo lleven a cabo puedan optar, ya que es una acción a caballo entre la cooperación al desarrollo (intevención con un menor del país en conflicto) y bienestar social (acogimiento familiar).   Un estudio en el Reino Unido sobre acogimiento en familias de jóvenes refugiados como transición a su vida independiente en el nuevo país de destino concluye que la estancia en el entorno familiar ofrece a los jóvenes oportunidades de aliviar tensiones emocionales y de promover valores relacionados con la convivencia que les ayudarán en el día a día en su futuro cercano. (Sirriyeh, A. 2013).

A través de los programas de acogimiento temporal familiar, como el de la Fundación Juntos por la Vida, se mejora directamente la salud física y mental de los menores (ODS. 3), se fomenta su educación y su motivación para la integración en la sociedad y la contribución al desarrollo económico y social (ODS 4, 8), se garantiza una alimentación de calidad y saludable, mejorando su calidad de vida durante su estancia y se contribuye a la mejora de la calidad de vida de la familia del menor (ODS 1 y 2), y se promueve la educación en valores, haciendo especial hincapié en la igualdad de género y en los valores como la justicia y la paz (ODS 5). Desde 1994 se han realizado más de 70.000 acogimientos familiares a España desde diferentes Entidades no gubernamentales. Aunque no hay cifras oficiales ni datos estadísticos, los beneficios emocionales y las repercusiones sociales y económicas en el entorno inmediato de estos menores (muchos de ellos adultos), así como la figura de los mismos como motor de desarrollo social, son indiscutibles.   

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

-        (1)http://povertydata.worldbank.org/poverty/region/ECA

-        (2)http://emerging-europe.com/regions/ukraine/there-is-a-move-towards-change-in-ukraine/

-        Bromet, E. J. (2014). Emotional consequences of nuclear power plant disasters. Health physics, 106(2), 206.

-        Dornan, P. (2017). Children, Poverty and the Sustainable Development Goals. Children & Society, 31(2), 157-165.

-        Domínguez, R., & Olivié, I. (2014). Retos para la cooperación al desarrollo en el post-2015. Estudios de Economía Aplicada, 32(3), 995-1020.

-        Giddens, A. 1991 Modernity and Self-Iden- tity: Self and Society in the Late Modern Age,Cambridge: Polity. Giesen,

-        Gupta, J., & Vegelin, C. (2016). Sustainable development goals and inclusive development. International Environmental Agreements: Politics, Law and Economics, 16(3), 433-448.

-        Montes-Guerra, M. I., De-Miguel, A. R., Pérez-Ezcurdia, M. A., Gimena Ramos, F. N., & Díez-Silva, H. M. (2015). Project Management in Development Cooperation. Non-Governmental Organizations. Innovar, 25(56), 53-68.

-        Napryeyenko, O. K., Loganovsky, K. N., Napryeyenko, N. Y., & Loganоvskaya, T. K. (2015). Scientific Support of Non-Governamental Organizations of Psychiatrists, Narcologists and Medical Psychologists Activities in Ukraine. Clinical Neuropsychiatry, 12(2), 23-26.

-        Nidzvetska, S., Rodriguez-Llanes, J. M., Aujoulat, I., Gil Cuesta, J., Tappis, H., van Loenhout, J. A., & Guha-Sapir, D. (2017). Maternal and Child Health of Internally Displaced Persons in Ukraine: A Qualitative Study. International Journal of Environmental Research and Public Health, 14(1), 54.

-        Olimpieva, I. B., & Orttung, R. (2016). Political Will and the Role of the People: Fighting Corruption in Ukraine after the Revolution. Public administration issues, (5), 60-76

Sirriyeh, A. (2013). Hosting strangers: hospitality and family practices in fostering unaccompanied refugee young people. Child & Family Social Work, 18(1), 5-14.

-        Zhukova, E. (2016). Trauma management: Chernobyl in Belarus and Ukraine. The British journal of sociology, 67(2), 195-215.

 

En primer lugar, bienvenidos al maravilloso mundo del acogimiento familiar internacional. Es solo una forma más de ayudar, pero es una forma especial, que engancha y apasiona!.

Queremos que vuestra experiencia sea inolvidable y desde ya os damos las gracias. Os intentamos contestar a algunas preguntas que surgen cada año y que iréis comprendiendo...

 

¿Por qué no me dan más información del niño / niña que tengo asignado?

En el momento en el que una familia pasa a ser aceptada como familia educadora / acogedora de un niño o niña, se comienza un proceso de adjudicación, en el que intentamos adaptar al menor que mejor encaje en su entorno familiar. En la documentación figura un nombre,  un apellido y una fecha de nacimiento, y esperamos de corazón que ese niño crezca y aprenda con la familia asignada. No obstante, se han dado casos, debido a la situación de algunos de estos menores, en los que el proceso burocrático no se ha podido finalizar por irregularidades en su familia de origen o dificultades de última hora, y se ha tenido que cambiar la asignación a otro menor. Aunque insistimos que son casos muy puntuales, no pretendemos que la familia de acogida se ilusione con la idea de una situación familiar que luego tenga que cambiar, hasta que los visados estén tramitados y expedidos.

 

¿por qué no enseñamos fotos de su realidad, aunque nosotros las tenemos?

Toda persona y todo niño tiene derecho a su intimidad. Es cuestión de ética mantener la privacidad de las situaciones de cada menor. Algunos viven en realidades difíciles que ellos mismos no reconocen al principio. Con el roce, son los propios niños los que van contando, de forma natural, a la familia, cuál es su situación, su entorno, y se van creando los lazos en los que las familias se comunican (a pesar del idioma y la distancia) con fluidez y conocen ambas realidades.

¿Qué va a pasar nada más llegue? ¿tendremos ayuda?

Sí. Ante cualquier duda o consulta, ¡LLAMAD A LAS MONITORAS!!! Las monitoras - traductoras ucranianas, que conocen a los niños perfectamente estarán disponibles 24 horas en el teléfono 686980430 y en la sede de la fundación. ESTÁN ESPERANDO VUESTRA LLAMADA Y ENCANTADAS DE ATENDEROS!! Tienen mucha experiencia, y no sólo pueden ayudar a vuestro niño / niña, sino también a la familia de acogida con cualquier problema que surja. Lo que a vosotros os pase, seguro que le ha pasado a alguien antes, y ellas lo saben.

Además, os pondremos en contacto con FAMILIAS DE REFERENCIA (familias de acogida con experiencia) por si tenéis cualquier duda que queréis resolver durante la estancia de los menores, o simplemente, compartir emociones. Estaremos a vuestra disposición.

Durante el verano organizaremos algún encuentro o actividad en la que tendréis oportunidad de reuniros con otras familias.

 

¿Al médico?

Recomendamos que reservéis cita para la revisión médica la primera semana, y que la revisión sea completa. Cuanto antes lo hagamos mejor. Lo más seguro es que no tenga ningún problema, pero pasaremos un verano más tranquilos.

¿Al dentista?

Los niños que vienen por primera vez son pequeños y con dientes de leche, no obstante, recomendamos que les hagan una revisión dental, con una aplicación de fluor. Recordad que tenemos un convenio con CLÍNICA VIASALUD en Valencia para revisiones gratuítas y descuentos en tratamientos.

¿las llamadas a Ucrania?

Lo normal es que realicen tres llamadas. Una a la llegada para decir que están bien, una a mitad de estancia, y otra al final de la estancia. En el caso de que insistieran, no es recomendable dejarles llamar más de una vez por semana. Las tres primeras semanas son las que más les cuesta, aunque progresivamente se van adaptando desde el primer día.

Iremos ampliando este apartado... Si tenéis cualquier otra pregunta, podéis escribir a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. Estaremos encantados de contestar